La ciencia de repetir

La ciencia de repetir

Quisiéramos tener un armario con ropa para los 365 días del año, lo aceptemos o sea una especie de placer culposo, hay que asumir una actitud crítica con respecto a la forma como estamos consumiendo. Vivimos en una sociedad donde todo lo hemos vuelto desechable, lo que una vez me llevó a pensar ¿importa más la cantidad que la calidad? Y creo que muchos de nosotros, ya tenemos la respuesta.

Una vez leí en una publicación de redes sociales, que “reparar tu ropa era un acto de rebeldía” y a partir de ahí no podría decir que “vi la luz” pero sí me hizo pensar en la necesidad de asumir un consumo responsable y más humano. Por eso, es que me ha interesado conocer acerca de la historia de la ropa que me pongo, estar un poco más pendiente de la industria colombiana.

Aunque debo confesar que las marcas de pronta moda nos siguen fascinando y su crecimiento es imparable, investigué un poco sobre “la ciencia de repetir”, sin que suene a un método estrictamente científico y validado por una comunidad, pero sí a unas reglas que nos permiten sacarle mayor provecho a lo que tenemos en nuestro armario y luchar contras esas imperiosas ganas de acumular más y más.

Antes de compartirles lo que he aprendido de mi experiencia propia, un autor japonés llamado Haruki Murakami, trató en uno de sus relatos el “síndrome de la acumulación” y arrojó un dato interesante: solo usamos el 20% de lo que tenemos en nuestros guardarropas. No se trata de cambiar hábitos, sino de ir asumiendo actitudes diferentes, muchos nos enfrentamos al temor de “no quiero que me vean otra vez con esta ropa”, “ya salí en una foto con esta camiseta” o tenemos una prenda favorita que quisiéramos ponernos todos los días. No podemos negar que mientras más variedad de prendas tengamos más diferentes lograremos vernos, pero ante este lujo, que supone una brecha en el acceso a la moda, se crean ciertas barreras frente a la democratización de la misma. Es ahí donde soy más seguidor del estilo que la moda.

Sin más preámbulos, nuestro armario puede tener solo prendas básicas y así podemos estar a la altura de las tendencias. La principal premisa es que “se puede repetir ropa sin repetir estilo” y que la versatilidad no es dada por la cantidad, sino por nuestra capacidad creativa, cada prenda que adquirimos es una inversión de estilo:

– Lo primero es que si usamos un atuendo para ir a trabajar, podemos repetirlo en fin de semana. Lo importante es que cambie el contexto.

– Cuanto menos llamativa una prenda es, más posibilidades nos brinda. Infaltables el gris, el blanco y el negro. Esta gama siempre nos permitirá generar diferentes atuendos dependiendo de las prendas complementarias.

– Los estampados podemos repetirlos una sola vez en un espacio de 10 días. Si es muy llamativo, podemos minimizar su impacto usando colores oscuros o neutros en las demás partes.

– Sé que los hombres tienden generalmente a rechazar el uso de accesorios, pero las pañoletas, parches, sombreros, cinturones, gorras, lentes de sol ayudan a crear diferentes atmósferas en un atuendo.

– Procurar siempre que los jeans sean azules o neutros y que todo el peso visual resida en la parte superior, así el jean pasa desapercibido y puede usarse cuantas veces desee.

– Todos debemos tener en nuestro armario chaquetas, del material que sea. Mínimo una de denim, una de cuero o las tan famosas bomber. Debe cambiar siempre la camiseta que llevemos debajo.

– Con respecto a los zapatos, como he dicho antes, muchos no pueden darse el lujo de tener variedad de pares. Pero si tenemos solo unos o son los que más nos gustan, no hay inconveniente en repetirlos cuantas veces queramos. Por salud, es recomendable cambiarlos con frecuencia en la semana y teniendo en cuenta que eso también afecta su durabilidad, pero si no hay la posibilidad, procurar que se integren con lo que se está usando en el día. Que no sean el punto de atención del atuendo.

– El plazo como lo mencioné en uno de los puntos anteriores es tener un espacio de 10 días entre repetir prendas, esto permite refrescar la imagen y analizar otras alternativas de uso.

Siempre que compremos algo, proyectémonos con él a largo plazo y entendamos cómo aporta al refuerzo de nuestros valores estéticos. En medio de esta sociedad líquida, no podemos negar que tener mucha ropa es un placer, la cuestión es no relegarla porque respondió más a un impulso. Estos sencillos pasos, no son normas que debemos seguir estrictamente, pero responden a la visión que compartimos muchos de los que trabajamos en este medio y es que todos podamos ver la moda, no como algo solo de pasarelas, sino un componente más de nuestra identidad.

Jorge Naranjo

Comunicador gráfico publicitario con experiencia en creación de contenidos para marcas en redes sociales, email marketing e ecommerce. Apasionado del estilo como una expresión particular del pensamiento humano.

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment

CONTACT US
221, Mount Olimpus, Rheasilvia, Mars,
Solar System, Milky Way Galaxy
+1 (999) 999-99-99
PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3Lmdvb2dsZS5jb20vbWFwcy9lbWJlZD9wYj0hMW0xOCExbTEyITFtMyExZDYwNDQuMjc1NjM3NDU2ODA1ITJkLTczLjk4MzQ2MzY4MzI1MjA0ITNkNDAuNzU4OTkzNDExNDc4NTMhMm0zITFmMCEyZjAhM2YwITNtMiExaTEwMjQhMmk3NjghNGYxMy4xITNtMyExbTIhMXMweDAlM0EweDU1MTk0ZWM1YTFhZTA3MmUhMnNUaW1lcytTcXVhcmUhNWUwITNtMiExc2VuITJzITR2MTM5MjkwMTMxODQ2MSIgd2lkdGg9IjEwMCUiIGhlaWdodD0iMTAwJSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIHN0eWxlPSJib3JkZXI6MCI+PC9pZnJhbWU+
Thank You. We will contact you as soon as possible.
Mantente al día con VVERSIVA
Recibe todas nuestras actualizaciones en tu correo
La información nunca será compartida con ningún tercero.